06 Nov

Abrir un e-commerce y no morir en el intento

Desde hace ya unos años el efecto e-commerce está desatado en nuestro país y cada día surgen decenas de nuevas tiendas on line. Las cifras son muy optimistas y la Comisión Nacional de Mercados y Competencia no para de contarnos que la facturación via web no deja de subir.

En este contexto han sido muchos los que han apostado por traspasar su tienda física al campo digital o simplemente empezar desde cero con un prometedor negocio online. Algunos lo han vendido como la panacea, argumentando que al no necesitar de un local o de personal cara al público los gastos son pocos y la rentabilidad se dispara.

 

La verdad sobre las tiendas online

Pero esto último no deja de ser una media verdad. Lo que nos ahorramos de un lado tenemos que invertirlo en otro. Y es que cuando abrimos una tienda on line tenemos que emplear tiempo y dinero en configurar una idea, una marca, un catálogo de productos, un desarrollo web,…

Y muchos diréis, vale, no pasa nada, le echamos ganas, nos involucramos, e invertimos en que alguna agencia nos diseñe un eshop bonito y funcional. Y eso esta genial, ¿pero ahora qué? Toca quedarmos solos ante el peligro a esperar a que nos visiten y nos compren. Aquí vienen los problemas.

Como en otras áreas, aquí la competencia es dura. Cuando abres un comercio a pie de calle sabes cuánta gente pasa por tu puerta a diario, cómo es el barrio donde te encuentras, etc, pero en el universo online naces en el callejón más oscuro. Donde nadie te ve, donde nadie ni siquiera sabe que existes. Poco a poco has de trabajar duro (SEO, SEM, Social Media, E-mail Marketing,…)  y ser creativo para que el sol empiece a entrar por tu ventana.

“En el universo online naces en el callejón más oscuro. Donde nadie te ve, donde nadie ni siquiera sabe que existes”.

Ten en cuenta además que ese trabajo duro debe estar planificado y soportado por personal cualificado. Por otro lado no esperemos grandes resultados a corto plazo. Si no tenemos a nadie detrás invirtiendo una millonada en publicidad, habrá que ir a paso lento pero firme para a medio plazo mudarnos de ese callejón oscuro a una calle mejor ubicada.

Resultados a medio plazo

No se trata de asustar, simplemente tenemos que tener claro que un eshop es un negocio como cualquier otro, en auge y con muchos puntos positivos, pero también duro, como lo es cualquier empresa y para el que deberás entregarte si quieres hacerlo rentable y poder vivir de él.

¿Y tú? ¿Tienes experiencia tras haber montado tu propia tienda on line o haber trabajado en alguna? ¿Estas pensando en abrir una? Cuéntanos tu opinión. Nos interesa.

Share this

Leave a reply